Historia

Olivier de Sercey retomó en 1987 una pequeña boutique que forma parte verdaderamente del patrimonio de Paris. Desde su creación en 1870 ha tenido como clientes a Chateaubriand y Mérimée, más recientemente a Malraux, además de ministros, embajadores y numerosas celebridades parisinas y extranjeras. La calidad del grabado de las tarjetas de presentación, del papel membretado o las tarjetas de invitación y sus consejos personalizados son el mejor argumento de venta de Olivier de Sercey, que trata con más de 15 000 clientes, entre ellos el primer ministro.

précédentsuivant